Marciano 19

Aitana

El 19 no ha llegado a tiempo a la cola que se ha formado cuando la marciano maestra ha dado la señal. Pero eso no es ningún problema para él, y es que el 19 es tremendo, juguetón y muy, pero que muy travieso.


-¡Sin problema! -se repite el 19-. Soy COVID-19 y he decidido explorar y conocer otros mundos- y como gran explorador que soy, viajaré lejos, muy lejos de aquí y volveré sano y salvo para explicar mis aventuras a los pequeños 20 y 21.


Mientras, en el planeta COVID buscan a ese granujilla y sus amigos lloran desconsoladamente su ausencia: ¡Pobre 19!  Pero ya es tarde, y el 19 se dirige a un nuevo planeta para vivir nuevas e interesantes experiencias.


La marciano maestra le habló de un precioso planeta llamado Tierra.


-Es muy grande -decía la maestra-. Es un planeta azul y tiene nubes de algodón -repetía-. En él habitan muchas especies y seres vivos que no lo respetan y lo hacen sufrir. Van en coches que sueltan grandes cantidades de humo, como si de fábricas se tratasen. 


Pero el 19 es inocente y desea conocer ese gran planeta donde hacer amigos nuevos. Al llegar a la Tierra, conoce a unos animalitos que comen hierba en pijama -"Creo recordar que se llamaban cebras", piensa el 19. También había un lugar donde la gente iba muy elegante y se reunía sobre hielo -"Pingüinos, creo que son."- Y por fin, llegó a un lugar donde había una especie cuya piel era de color amarillo y de ojos rasgados, donde hay una Gran Muralla. Después viaja por todo el planeta Tierra: desde China hasta Nueva York, pasando por Italia, la sabana africana y todos y cada uno de los territorios que lo forman. Conoce a ricos y pobres, altos y bajos, obsesos y flacos, jóvenes y no tan jóvenes, sin distinción. 


-No quiero ser un problema- dice el 19-. Allá por donde voy se vacían las calles y lugares como si huyeran de mí. Se esconden en sus casas y salen únicamente para lo necesario, usan mascarillas que tapan sus caras y, sobre todo, no quieren jugar conmigo- se lamenta el 19.


Y es que los habitantes de la Tierra han visto cómo la presencia del 19 ha hecho que sus vidas se vieran paralizadas, sus economías dañadas, sus colegios cerrados y su llamado “bienestar” estropeado, por lo que han decidido interrumpir tan desagradable visita.


-Es el momento de volver a casa -dice el 19-. Explicaré a la marciano maestra todo lo que he aprendido de tan bonito Planeta y a mis amigos les diré lo bien que ha sentado mi visita a la naturaleza de la Tierra. 


 


 

Categoria de 13 a 16 anys. Sagrat Cor de Jesús Terrassa