¡Lo logramos!

Júlia

 


 


Querido diario, parece imposible que llevemos más de dos meses en casa, sí, así es, dos meses sin salir a la calle! ¡Quién lo diría!


 


A veces me imagino que estoy metida dentro de un cuento, de una historia... ¿Quieres que te la explique?


¡Venga, va! ¡Te la voy a contar!


 


Todo empezó con un monstruo verde y muy fuerte llamado Covid19. Este monstruo asqueroso y horrible fue extendiéndose rápidamente por todo el mundo.


La gente poco a poco empezó a tener miedo y querían ayudar a vencerlo (yo incluida), pero, ¿cómo podía yo parar todo esto? Parecía imposible, todavía nadie sabe cómo atacarle y derrotarle.


Escuché que el Covid odiaba la limpieza y se alejaba de ella, sí, sprays desinfectantes, lejía y esas cosas que se usan para limpiar (y que por cierto, yo también las odio, ya que no me gusta nada tener que limpiar mi habitación).


 


Después de un tiempo pensando qué podía hacer para combatir al monstruo, me empecé a sentir triste ya que sabía que no podía hacer nada al respecto. 


 


Para distraerme un rato, me puse a ver las noticias en la televisión y, efectivamente, cómo no, estaban hablando sobre este gran monstruo, así que por curiosidad decidí escuchar... 


Quería saber si ya habían encontrado la manera de derrotar al monstruo, pero, tristemente todavía no sabían cómo atacarle.


 


Seguí escuchando, nos estaban recordando la advertencia de quedarnos en casa, eso ya lo sabía de sobras, pues llevaba dos meses en casa. 


Aunque tengo que admitir que yo pensaba que simplemente lo hacíamos para que el monstruo no nos hiciera daño, pero lo que no sabía es que gracias a este pequeño acto también estaba luchando directamente contra el monstruo y estaba ayudando a muchas y muchas personas.


¡Sí! ¡Solo por quedarme en casa, estaba ayudando a que el monstruo cada vez se hiciera más pequeño! 


 


Y es que, si no hay personas a las que atacar, el Covid no puede crecer y cada vez se hace más y más pequeño, hasta que finalmente desaparece.


 


Estaba sorprendida de saber que un acto tan simple estaba ayudando tanto a las personas y también a vencer a este terrible monstruo. 


 


Actualmente, querido diario, todos estamos formando y creando esta historia que te mencioné al principio, sí, una historia que aunque parezca de ficción es una historia real, una historia que estamos viviendo todos actualmente, donde nosotros mismos somos los héroes y protagonistas. 


 


Sé que todos juntos, sin importar nuestra edad, nacionalidad, cultura o idioma, conseguiremos vencer a este monstruo y finalmente nuestra historia tendrá su final feliz.


 


¡Hasta nunca, Covid!

Categoría de 13 a 16 años. Escola Pia