EL CONDUCTOR DEL TIEMPO

ANDRES RODRIGO GIRON BADOS

Una mañana un conductor de bus del año 3021 , cuando la red de buses de TMB cumplía 1000 años mientras recorría las calles de Barcelona,  se chocó con un camión que transportaba lo que era la primera máquina del tiempo. Y de pronto se abrió una de las puertas, dejando la máquina expuesta, y el autobús fue atraído hasta introducirse, con  un par de pasajeros que iban dentro, y el científico inventor de la máquina.


Se sumergieron en un gran viaje hasta el 2021, donde el conductor despertó y se dio cuenta de que estaba en un lugar muy diferente de lo que conocía. En ese tiempo la Sagrada Familia no estaba terminada, todas las personas llevaban mascarillas, oyeron a unas personas que hablaban, pero él no podía entender el idioma, aunque era el mismo. Toda la gente lo veía raro.


Ellos pensaban que iba disfrazado de un super héroe. Él, suponiendo que había personas del autobús de su propia época en el mismo año que estaba, se fue a buscarlos por todos los rincones hasta que después de recorrer casi toda la ciudad en busca de personas que se vistieran y hablaran como él, encontró a alguien de su época y le preguntó si sabía algo sobre un científico; y esa persona le dijo que el científico creador de máquinas del tiempo era ingeniero para TMB. Le dijo que hoy precisamente daría una conferencia celebrando los 100 años de TMB y hablaría sobre los planes que tenía para mejorar la red de transporte público. Y pasaron dos horas y ya era el justo momento de la conferencia. Así que fueron allí y se reunieron con él y le pidieron que construyera otra máquina del tiempo.


El científico le enseñó una máquina que ya tenía preparada;  el conductor se había encargado de reunir a los pasajeros que se habían quedado en el autobús junto a él en aquella nueva época. Por suerte, todos querían regresar y estaba bajo control.


 La máquina tardaría un poco en funcionar. Pasaron esos 5 minutos y la magia hizo lo suyo hasta que entraron en esa dimensión extraña, dejando todo como si nada hubiera pasado, retrocediendo hasta antes del choque del autobús. Leyendo ahora cuidadosamente el letrero que decía:


 ¨1000 años de TMB, felicidades a los que nos conducen con cariño hacia nuestros sueños¨


El conductor sonrió, los pasajeros aplaudieron.


 


Felicidades TMB


 


 


 

Categoria de 8 a 12 anys. ESCOLA CONCEPCIO ARENAL

T'ha agradat? Pots votar i compartir-lo!