La niña del tren

Alicia

Un día cualquiera, específicamente el 28 de abril de 2020, una mujer llamada Caroline cogía el metro con su marido Ralph hacia el hospital, porque ese día iba a venir un nuevo ser al mundo. Cuando apenas llevaban un cuarto de hora, el tren se paró. Estaría averiado... pensaron todos. Pero claro, la mujer tenia que parir! Por suerte, había un médico en el mismo vagón en que viajaban ellos. Así que la mujer parió, allí mismo, en el tren. Y de esa mujer tan guapa de pelo rubio, ojos claros y una gran sonrisa, salió, una niña que le pusieron el nombre de Ágata. Así pues, los tres se fueron a su casa y allí fueron pasando los años hasta que aquel bebé, esa niña pequeña, sin que se dieran cuenta sus padres, ya tenía 13 años.


Un día, Ágata cogió el tren para ir al instituto, y tuvo un largo camino ahí dentro.


Una abuelita que estaba allí también, sentada a su lado, le dijo:


- ¿Pero qué haces aquí tú sola, a estas horas de la mañana, tan jovencita como eres?


- Pues nada... aquí... yendo al colegio... ¿y usted, señora? –le contestó Ágata.


Sin darse ni cuenta, las dos estuvieron charlando y riendo como si fueran amigas de toda la vida. Hasta se pasaron su parada de tan entretenidas que estaban. Se contaron toda su vida.


Y sin darse cuenta, Ágata miró a su lado y aquella viejecita con la que estaba hablando tanto, ya no estaba. Estaba sola en todo el vagón. Se miró en uno de los cristales del tren, y se dio cuenta, que ya no era la chica de antes, la que se subió al tren para ir a la escuela. Era una viejecita como con la que había estado hablando, que ya se habría muerto. No se había dado ni cuenta, y se había pasado toda su vida metida en ese tren.


Ahora, aquel bebé, aquella niña, la chica, la mujer, la abuelita, murió y es conocida como la persona que nació, pasó su vida, y murió, metida en ese tren. 


 

Categoria de 8 a 12 anys. Escoles Arrels Esperança

T'ha agradat? Pots votar i compartir-lo!