Cotidianidades

Monica Reyes

La mujer de los zapatos rojos siempre saca un libro de su enorme bolso en su penúltima parada. El chico de la chaqueta blanca siempre suspira al sentarse. El hombre encamisado siempre se despierta, milagrosamente, antes de que anuncien su estación de destino. La mujer, abuela de dos nietos, siempre se queja del trabajo que le dan pero sus ojos brillantes la delatan. La señora que siempre estornuda aclara que es por la alergia. El hombre alto siempre se agarra a la barra y termina su conversación telefónica con un dulce «cuida't.» El niño de rizos siempre duerme agarrado a su patinete. Las dos mujeres que, si no pueden sentarse juntas, no se sientan. A la chica de las gafas redondas siempre se le hace tarde y sale disparada cuando abren las puertas.


Y mientras tanto el día va levantándose y yo doy gracias a la vida por poder disfrutar (a veces con más ganas y menos sueño que otras) viendo la despedida de la Luna y la tímida salida del Sol.


Las vidas e historias en el vagón del R15 de las 06:06. 

T'ha agradat? Pots votar i compartir-lo!