La sonrisa

Cucurruchita

La Sonrisa


Llegaba tarde al instituto una mañana y cogí el autobús por los pelos, iba tan cansada por la carrera, que cuando llegué me senté en el primer sitio libre que vi. Enfrente vi una sonrisa, hablaba por teléfono en un idioma que yo no entendí. No sé por qué pero me puse roja.


Al día siguiente volví a verlo y así durante varios días. Aunque siempre me sonreía, su mirada era triste. Me decidí a hablar con él en inglés, después de preguntarle su nombre. Se llamaba Dimitri y había venido con su madre de Ucrania huyendo de la guerra, vivía con una familia que los había acogido. Me dió mucha pena porque pensé en la suerte que tenemos los niños que en nuestros países no hay guerras y podemos tener una vida normal. Nos hemos hecho amigos.

T'ha agradat? Pots votar i compartir-lo!